La posibilidad de invertir en empresas no cotizadas, ¿seguridad o riesgo?

Invertir en empresas no cotizadas es una posibilidad que atrae cada vez a más inversores. Cuando hablamos de invertir en empresas privadas, nuestra primera opción siempre es la Bolsa de Valores, sin embargo, el mercado de empresas no cotizadas ofrece oportunidades muy atractivas para inversores.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Por ello, semana analizamos el riesgo de invertir en empresas no cotizadas y las características de este tipo de inversión.


Podcast del artículo 🔊

Puedes escuchar el podcast de este artículo pulsando “Reproducir en navegador” o desde la App de IVOOX. Locutor de Tu Plan A: Bolsa y Trading: Borja Abad


Qué es una empresa no cotizada

Una empresa no cotizada es aquella que no participa en ningún mercado de valores, es decir, son empresas cuyas participaciones no se pueden negociar en bolsa.

Invertir en compañías que no han salido a bolsa forma parte del grupo llamado inversiones alternativas, y pueden compatibilizarse muy bien con la inversión más tradicional o el trading. De hecho, invertir en empresas no cotizadas puede generar unas rentabilidades que llegan a superar, en algunos casos, el 200%.

invertir en empresas no cotizadas

Y a diferencia de las empresas cotizadas, en este caso podemos adquirir títulos de una empresa sin pasar por el mercado de valores, los casos más comunes en los que podemos invertir en empresas no cotizadas son los que analizamos a continuación:

Cómo podemos participar en empresas no cotizadas

Hay tres situaciones típicas en las que una empresa pone a la venta parte de sus participaciones sin pasar por el mercado de valores, y son las siguientes:

1️⃣✅ Un proyecto que empieza recientemente y que necesita capital de financiación, puede emitir participaciones sin que estas coticen en bolsa y puede ser una opción muy rentable.

2️⃣✅ Una empresa que lleve tiempo activa, pero que en un momento preciso necesite una inyección de capital.

3️⃣✅ Un socio que pone a la venta su participación en una determinada empresa, sin que esta cotice en bolsa, esta opción es la menos arriesgada, porque se conoce mucho más sobre la rentabilidad del negocio.

En estas tres situaciones podemos convertirnos en inversores de una empresa no cotizada. Se suele tratar de oportunidades muy concretas, cuya oferta dura muy poco y que suelen tener un cierto riesgo.

El riesgo de invertir en empresas no cotizadas

Las no cotizadas suponen un riesgo medio-alto, aunque depende de la trayectoria de la empresa.

El caso que presenta un menor riesgo es el que pone a la venta un paquete de participaciones debido a que uno de los socios abandona la empresa. Si su trayectoria financiera es positiva, el riesgo estará controlado.

En el otro extremo encontramos empresas que comienzan y que necesitan financiación, es responsabilidad del inversor determinar el riesgo y las posibilidades de la empresa a medio y largo plazo. Por regla general, cuando la empresa o el proyecto comienza desde cero, se convierte en una opción arriesgada, pero también puede ser la opción más rentable.

Es por ello por lo que hay que determinar el tipo de negocio, púbico, el tamaño del mercado, la competencia, valor aproximado de la empresa, rentabilidad estimada, etc. Estos datos son los que nos permiten determinar la fiabilidad de una inversión de este tipo.

En definitiva, invertir en empresas no cotizadas resulta una opción de inversión interesante para compatibilizar con nuestra cartera de inversiones o con nuestra operativa de trading y poder así diversificar.


Recuerda que si lo deseas puedes seguirme en mi cuenta de Instagram: @FFialli donde encontrarás algunas operativas de trading y más tips de interés. Finalmente, puedes compartir a continuación tus dudas, sugerencias o comentarios que siempre son bien recibidos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *